miércoles, 11 de noviembre de 2015

El uso y la traducción del Artículo en el Inglés

Hace poco estuve en unas jornadas llamadas inglés para empresas Madrid, en las que participaban varias academias de ingles en Madrid para preparar el first. En ellas nos enseñaban, entre otras cosas, el uso de los artículos. 

En el uso del artículo se producen grandes y frecuentes discrepancias entre el inglés y el castellano, a pesar de que ambas lenguas tienen sistemas similares. Dejando de lado variaciones estilísticas, hay varias diferencias de uso que, por su frecuencia, suelen provocar interferencias en las traducciones. Veremos a continuación dos casos de transformación del artículo indefinido -inglés (en uno se omite y en otro se convierte en artículo definido en castellano) y el caso de su no utilización en inglés (donde el castellano emplea el artículo definido).

En inglés, a diferencia de lo que ocurre en castellano, se utiliza el artículo indefinido ante un predicado genérico: « a teacher» («es maestra»). Sin embargo, en castellano es posible utilizar en ocasiones el artículo indefinido para hacer una sutil diferencia:

She is a Bolshevist and nothing else.
Es una bolchevique y nada más.
Life is a dream.
La vida es sueño.
Life is a dream.
La vida es un sueño.

Según Wandruszka, «con el substantivo predicado sin artículo adjudicamos al sujeto una determinada categoría y con el artícu­lo sugerimos una forma o figura». Utilizado de este modo, el artículo desempeña su papel esencial, que es, como dice Emilio Alarcos, «una singularización de un objeto cualquiera de entre los de la clase designada por el sustantivo, o bien de una porción o variedad cualquiera de lo que denota este».82 Se trata de una posibilidad que no existe en inglés, que coloca el artículo en ambos casos. La individualización se hace patente —y, en castellano, el artículo se vuelve necesario— cuando el sustantivo va acompañado de un adjetivo: «He is a good doctor» («Es un buen médico»).
Otro caso habitual de interferencia en el uso del artículo indefi­nido es en las aposiciones predicativas.

When I was a young girl, I used to play the piano.
De joven tocaba el piano.
Had she been an Englishwoman, she would haue expected him to play
the organ on Sunday and help her bottle jam.

De haber sido inglesa, habría esperado de él que tocara el órgano los
domingos y la ayudara a meter la mermelada en tarros.
Tampoco se utiliza en castellano cuando en inglés se encuentra ante «hundred», «thousand» ni ante «certain», una incorrección muy exten­dida en castellano. Ni tras «such» {«such a crime»), «what» (exclamativo: «what an interesting book»), «as» (para denotar función o comparación: «he disguised himself as a Moor»), «of» «what a demon of a man»).
Otros ejemplos de divergencia, citados por García Yebra, se producen en una multitud de dichos y expresiones fijas («an eye for an eye», «to take an oath»).
Hablando del artículo indefinido, la recomendación que hace García Yebra a quienes traducen del inglés al castellano es:

muy pocas veces será correcto dar al artículo indefinido, antepuesto sistemáticamente por el inglés [...] al predicado genérico y a la aposición predicativa, un equivalente formal con el uso de nuestro artículo indefinido. En general, siempre que haya duda sobre si debe usarse o no el citado artículo, será mejor omitirlo.

Por otra parte, son muchas las ocasiones en que el artículo indefinido del inglés no debe transformarse en un artículo indefinido en castellano, que más que un artículo las gramáticas consideran un cuantificador o un adjetivo. En lugar de utilizar el cuantificador impreciso, el castellano tiende a marcar la determinación.

A poet must have talent.
El poeta tiene que tener talento.

It has been my habit for many years to take a nap after lunch.

Desde hace muchos años tengo la costumbre de dormir la siesta después de comer.

Soviet experts at a migration conference organised by the Council of Europe in Vienna in January reckoned that perhaps 2m people would apply to leave in 1992 and the same number the following year.

En la conferencia sobre emigración organizada en Viena por el Consejo de Europa en el mes de enero, los expertos soviéticos reconocieron que unos 2 millones de personas podrían solicitar salir del país en 1992 y otros tantos al año siguiente.

A belief in immortality and physical resurrection was central to Egyptian religión, both to the sun worship ofearly periods and to the later cult of Osiris.

La creencia en la inmortalidad y la resurrección física fue un elemento central en la religión egipcia, tanto en la adoración del sol de las primeras épocas como en el posterior culto a Osiris.

En esta última frase encontramos varios ejemplos de otro caso de divergencia: la omisión del artículo en inglés donde el castellano prefiere utilizar el artículo definido. Esta omisión se produce en inglés con mayor facilidad cuanto más general es el concepto en cuestión.

También se produce ante tratamientos, cargos y títulos profesionales (cuando no están situados en aposición): Mr Brown is here, « Justice Smith carne in», « Professor Phillips said so».

Así como en expresiones preposicionales, como algunas que preceden a sustantivos que indican lugares específicos (« church», «frorn work») o tienen una función adverbial («at night», «at noon»)

Y ante nombres de personas o nombres geográficos con adjetivo («Old Joe», «el viejo Joe»; «French Morocco», «el Marruecos francés»). Cuando los nombres geográficos no llevan adjetivo, algunos países aún conservan el artículo o muestran cierta oscilación en su uso debida quizá a la influencia no sólo del inglés sino también del francés («the States», «Estados Unidos», «los Estados Unidos»; en este último caso, con el verbo construido en plural); sin embargo, la tendencia general es que lo pierdan (por más que algunos topónimos se resistan a ello: «el Líbano», «la India»). Por otra parte, la regla que rige en castellano la elección de un artículo masculino o femenino en los casos de nombres geográficos acompañados de algún complemento o adjetivo es la siguiente: son femeninos todos los nombres acabados en a átona.

Tampoco se utiliza el artículo en inglés, a diferencia del castellano (que sí que lo exige, ya sea definido o indefinido), ante la expresión de porcentajes.

El inglés, por último, utiliza con mucha frecuencia la ausencia de artículo en el plural de cantidades indeterminadas, donde en castellano es necesario el artículo definido:

Molecules are clusters of two or more atoms.
Las moléculas son grupos de dos o más átomos.

Comentando el gran partido que saca el inglés de la ausencia de artículo, Wandruszka comenta que no deja de ser curioso que, siendo el inglés en tantos aspectos «la más “moderna’ de nuestras lenguas», haya conservado aquí los usos medievales y latinos. Y explica este rasgo «conservador» por la tendencia de esta lengua a la brevedad y la inmediatez.


Tanto García Yebra como Wandruszka ofrecen, en las obras citadas, abundantes ejemplos de éstas y otras discrepancias.